Hacele caso a Los Espíritus en tierras cordobesas