La música celebra su propia existencia en una nueva edición de Tropicaneando