El encanto de las historias que duran un instante